Arquitectura brutalista

El brutalismo es una corriente arquitectónica que se desarrolló entre las décadas de los cincuenta y los ochenta del pasado siglo. El término hizo su aparición en 1949 para describir una construcción del sueco Hans Asplund. Entre esas décadas, la arquitectura brutalista experimentó un gran auge, pero en los años ochenta este estilo cayó en desuso debido a la frialdad de estas construcciones. Su asociación a regímenes totalitarios contribuyó a su olvido.

Características de la arquitectura brutalista

El término brutalismo proviene del francés y su significado es "hormigón crudo". Podemos decir que este material tendrá un protagonismo especial en las construcciones brutalistas, aunque no el único. Otros componentes que se utilizarían en estas construcciones son el ladrillo, el acero, el cristal y el gavión.

Los edificios pertenecientes a esta corriente se caracterizan por el predominio de formas geométricas básicas , así como por la funcionalidad. Entre sus construcciones tenemos que destacar las grandes construcciones de edificios públicos, como escuelas, bibliotecas, museos o teatros. No obstante también se levantaron construcciones de grandes bloques de apartamentos, como el conjunto diseñado por el arquitecto suizo Le Corbusier en Marsella denominado Unité d'Habitation.

Debido al uso generalizado del hormigón, algunos investigadores han designado al brutalismo como el primer estilo global, puesto que se extendió por numerosas regiones del mundo. No obstante, serían los países de la Europa del Este e Inglaterra donde esta arquitectura experimentaría un mayor esplendor.

Si necesitas hablar con un profesional, llámanos 馃憞

652 87 28 21

En España contamos con varios edificios emblemáticos que responden a las características brutalistas. Uno de estos ejemplos es el edificio denominado Torres Blancas, obra del arquitecto Sáenz de Oiza, en Madrid. Se trata de un edificio de viviendas lujosas de 71 metros de alto. Su principal peculiaridad es la multitud de formas redondeadas que le confieren una personalidad determinada al edificio.

También en Madrid, encontramos otro edificio paradigmático y residencial de este estilo, la Torre de Valencia, obra de Carvajal Ferrer. Presenta más altura aún que el de Torres Blancas, puesto que supera los 90 metros. Aquí predominan las formas rectangulares que encontramos en las terrazas y que sobresalen de la fachada.

¿Un nuevo renacer de esta corriente?

En la última década, ha renacido un nuevo interés por la arquitectura brutalista, gracias especialmente a la aparición de varios libros relativos a este estilo y a la arquitectura de la antigua Unión Soviética.

Las redes sociales también han jugado un papel importante en este nuevo interés que ha surgido por el brutalismo en el mundo arquitectónico. En HSQ somos especialistas en construcción y reformas, con sede en Oviedo. Si buscas una empresa de construcción experimentada, competente y de confianza, contacta con nosotros, tanto si es para una nueva construcción como para reformar un edificio. Estaremos encantados de atenderte.

Sin comentarios

A帽adir un comentario